Una experiencia de lujo controlada mediante la automatización KNX de edificios

18/03/2018 - La tecnología ABB i-bus KNX® se está utilizando para mantener las condiciones óptimas de los huéspedes en el nuevo Pueblo de Papá Noel del círculo polar ártico, en Rovaniemi.


Gracias a la tecnología ABB i-bus KNX®, se pueden controlar individualmente la temperatura, la ventilación y hasta la calefacción de los 71 iglús acristalados del lujoso grupo hotelero finlandés Santa's Hotels.

Para el propietario del hotel, esta automatización permite garantizar que la experiencia de sus clientes sea siempre excelente sin elevados costes energéticos.

Pese a que el diseño de los iglús acristalados de 20 m² parece sencillo, esconde mucho elementos de tecnología de alto rendimiento. El sistema ABB i-bus KNX® controla todos los procesos, desde la calefacción interna y externa de los iglús de techo acristalado de alta tecnología, a la eliminación del hielo de los cristales para que los huéspedes puedan disfrutar de una panorámica perfecta del cielo y hasta las bombas de calor con fuente de aire y la calefacción por suelo radiante.

Maarit Aho, directora general de Santa's Hotels, comenta: «Casi todos nuestros huéspedes vienen de muy lejos; los grupos más grandes provienen de Singapur, China y Japón».

"Debemos ofrecer la máxima calidad para satisfacer las exigencias de nuestros clientes. Así, por ejemplo, sus expectativas respecto a una temperatura adecuada pueden diferir radicalmente de lo que se considera aceptable localmente y tenemos que ser capaces de cubrir esas necesidades específicas de la manera más eficiente posible".

Según Maarit Aho, la idea predominante en la fase de diseño era, por tanto, automatizar todas las rutinas cotidianas. Con ABB i-bus KNX® y la conexión de fibra óptica se pueden controlar todas las funciones desde un simple monitor en recepción.

El sistema permite, por ejemplo, encender y apagar la calefacción de las ventanas de los 71 iglús desde un mismo lugar. Además, si se detecta un aumento de la humedad o del nivel de dióxido de carbono en un iglú, el sistema aumenta la ventilación; si hay una fuga de agua, una válvula magnética corta inmediatamente el suministro de agua y una conexión de fibra óptica transmite una alarma a recepción y al personal de mantenimiento. La automatización permite asimismo cubrir a distancia las necesidades de los clientes.

Por la noche, el servicio de guardia de 24 horas para el pueblo de iglús se administra remotamente desde la recepción del Hotel Santa Claus, ubicado a 7 km de distancia, en el centro de Rovaniemi.

Otro criterio de diseño clave fue el de ahorro de energía. Cuando los 71 iglús están ocupados, incluso los mínimos ahorros de energía suponen una disminución considerable del consumo durante un año, tal como explica Maarit:
«Gracias a la automatización, podemos minimizar el consumo energético cuando no hay clientes. Durante el invierno, los iglús no se calientan innecesariamente y, en verano, no se refrigeran».

Mike Mustapha, vicepresidente sénior de marketing, ventas y operaciones comerciales del grupo, división Electrification Products, concluye: «En ABB somos conscientes de que la energía no es solo algo que llega a través de un cable. Es una parte fundamental de la experiencia emocional para el cliente de cualquier hotel, pues de ella depende su comodidad y disfrute».

«Por consiguiente, nos complace que hayan escogido nuestra tecnología i-bus KNX®, líder en el mercado, para una instalación tan relevante como el Hotel Santa Claus».

«Nuestra tecnología de automatización de edificios no solo es segura, fiable, duradera y estética, sino que, además, es energéticamente eficiente y sostenible. Brinda una solución integral que asegura que todos los componentes tecnológicos se complementan a la perfección y funcionan bien de forma combinada».

La tecnología KNX es una solución de automatización con una larga vida útil. Tiene una base muy sólida, ya que existen aproximadamente 400 fabricantes de componentes en todo el mundo, distribuidos en 40 países. El sistema, basado en un estándar abierto, puede ampliarse y adaptarse a futuras necesidades en cualquier momento. Existe también abundante experiencia técnica disponible. Por ejemplo, en Finlandia hay 700 programadores de KNX certificados.

      • Twitter
      • Facebook
      • LinkedIn
      • Weibo
      • Imprimir
      • E-mail
    seitp202 cfc38d45caaafbb0c1258258004d8020